RELACIONES A PRUEBA DE INFIDELIDAD.

Muchas personas consideran que su amor es más que suficiente para mantener a raya a la temible amenaza de la infidelidad, cuando la realidad nos indica que la lealtad es una decisión que se toma al dejar pasar las tentaciones que a diario se nos presentan; una mirada pícara de alguien en el transporte público, las atenciones de algún compañer@ de trabajo, un amor del pasado que nos reencontramos en la calle o en las redes sociales… son muchas las incitaciones que se reciben a diario para dejarse llevar por el caudal desbordado de la adrenalina en los encuentros furtivos.

Si bien no existe una receta o un manual infalible, vale la pena destacar algunas acciones que podrían evitar, o por lo menos reducir, el riesgo de sufrir el dolor de vivir la experiencia del engaño. Los aspectos a considerar (o algunos de ellos)son los siguientes:

  • Observar los patrones de conducta de los padres de la pareja: si tu compañero creció en un hogar donde la infidelidad representa algo para exhibir con orgullo, si los hijos de tu suegro estan regados en distintas mujeres con los costos emocionales que esto representa para tu suegra, quien soportó una y otra vez las debilidades de su consorte, es altamente probable que, por lealtad a la tribu, tu compañero te someta a situaciones similares.
  • Mantener una comunicación franca y abiertahablar sinceramente a la pareja de lo que nos disgusta, de palabras que dejan heridas en el alma por algún comentario o hecho, evitará que en el futuro se tomen represalias o venganzas ante cualquier situación pasada que se haya guardado en el banco del resentimiento ganando altísimos intereses.
  • Desear genuinamente el bienestar del otroaunque somos humanos y por ende nos equivocamos constantemente, se debe recordar que la persona que está a tu lado aceptó comprometerse contigo para emprender juntos un viaje hasta el final de sus días (y quizás un poco más allá) y lo mínimo que merece es tu honestidad.

Por último, les recuerdo que la fidelidad también es cuestión de compromiso y madurez, no siempre está estrechamente relacionada con la edad cronológica.

 

Corre la voz...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *