ideafix

TENGO UN PROYECTO GENIAL, ¿Y AHORA QUÉ HAGO?

     ¡Felicitaciones! La gran idea sobre un producto o servicio que se te ocurrió ya la tienes plasmada en un proyecto, horas de trabajo donde se pensó en todos los detalles llegaron a su fin y están plasmadas bien sea en papel o en tu Pen drive, y ahora, ¿qué vas a hacer?. Si requieres un socio, vender tu proyecto, y/o solicitar financiamiento debes ponerte manos a la obra pues el producto de tu esfuerzo es tan importante como la forma en que vas a ofrecerlo. Aunque no seas vendedor de profesión debes tener en cuenta que siempre vendes aunque no se perciba beneficio económico por ello, (cuando conquistaste a tu pareja hiciste lo propio para “vender” tus cualidades como persona, por citar un ejemplo).

     Un sin número de buenas ideas se quedan solo en eso a causa de un tímido planteamiento o de una desastrosa presentación. Por ello, desde el contexto de lo psicológico se te ofrecen algunos tips que sin lugar a dudas pueden ayudarte a obtener los recursos necesarios para seguir adelante con tu idea:
Usa la ropa adecuada; vivimos en una sociedad donde la apariencia importa independientemente de que estés de acuerdo o no, viste a tono con quienes te reunirás, piensa que no irás a un concurso de belleza, tampoco a relucir tus atributos físicos; la manera de vestir dice mucho de nosotros. Difícilmente tendrás una segunda oportunidad para causar una buena impresión.
Llega a tiempo; si bien la puntualidad no es algo común en algunas culturas, hacer poco antes de la hora convenida habla muy bien de quien tiene esta costumbre y es tomada como indicador de responsabilidad.
Sé natural y genuino; las poses sobreactuadas, hablar con la voz engolada, esforzarte por parecer agradable, un genio, súper simpático (a) etc. no son recomendables. Por muy grandes que sean tus esfuerzos por aparentar, quienes te escuchan lo perciben, ten presente que han oído a muchas personas que les solicitan lo mismo que tú. Es mejor reconocer que estas nerviosa (o) que empeñarte en aparentar lo que no eres. La incongruencia siempre se nota. Nunca te pases de listo.
Sientáte y camina de manera erguida; Seguramente habrás leído hasta el cansancio que el lenguaje corporal es más importante que el expresado con palabras. Una vez más señalo que es absolutamente cierto. Una buena postura hará que te sientas más seguro y en consecuencia obtendrás mayor atención por parte de quien te escucha.
Haz contacto ocular con tus interlocutores; habla a un ritmo y con pausas adecuadas. Que tu forma de expresarte sea música para quienes te oyen, usa un tono de voz adecuado, que todos puedan oírte claramente y sientan que estas presente cada vez que les miras a los ojos, si te encuentras en un auditorio, establece contacto con los distintos sectores y sonríe, ésta es la vía regia a relacionarnos.

Guarda silencio; una vez termines tu planteamiento cierra la boca y espera el feedback de tus interlocutores. Exposiciones muy buenas se arruinan por hablar demás u ofrecer detalles que no vienen al caso, “si la palabra vale plata el silencio vale oro”
Por último y el más importante de todos:
Cree fervientemente en tu proyecto; quienes te escuchen se percatarán de ello y en caso de que no les interese pudieran remitirte a otra instancia.

Todas las emociones son contagiosas, si tu sueño te produce alegría, entusiasmo y por sobre todas las cosas te gusta y apasiona tienes más de la mitad del camino recorrido a tu meta. Todos los hombres y mujeres (famosos y anónimos) que han alcanzado el éxito han experimentado estas emociones, además de poseer la perseverancia para continuar a pesar de las crisis y de los pesimistas.

               Adelante, ¡tu sueño espera por ti!

Pedro J. Palencia C.
Psicólogo clínico

Corre la voz...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn2Share on Tumblr0

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *